¿Cómo mantener el cuello de tus camisas blancos?

Camisas blancas con Vanish Quitamanchas

Mucha gente cree que estar a la moda es algo complicado, que se necesita tener un aspecto sofisticado, pero realmente muchos estilos son sencillos; un traje negro, unos jeans que te ajusten perfecto o una  chaqueta de cuero puede ser suficiente.

Todo lo que tienen estas prendas en común y la razón por la que perduran temporada tras temporada es su simplicidad. Lo más importante es que en tu closet tengas las prendas básicas como una camisa blanca. Podrá causarle gracia, pero esta prenda se utiliza en casi todas las combinaciones posibles apropiadas para todo tipo de ocasión.

El único problema con las camisas blancas es lo difícil que puede ser mantenerlas siempre blancas. En ocasiones es más sencillo comprar una nueva que solucionar el problema de la que ya tienes; sorpréndete con lo efectivo que es Vanish® para quitar manchas y devolver a tus prendas su aspecto blanco sin esforzarse tanto.

Conseguir una camisa blanca no es difícil, lo difícil es encontrar una que se ajuste perfectamente a tu tipo de cuerpo, para ello te aconsejamos enfocarse en dos cosas:

-Permite que haya un espacio de dos dedos entre el cuello de la camisa y tu cuello cuando esta esté completamente abotonada.

-Debe estar lo suficientemente ajustada en la parte de los puños para que estos no se desabotonen.

-Las mangas deben ser lo suficientemente largas para que al levantar los brazos el puño no sobrepase la muñeca. Con tus brazos abajo la camisa no debe superar por más de 2 centímetros tus muñecas.

-Las costuras de los hombros deberán ser justo del largo de ellos, no después ni antes de ellos.

Algunas personas creen que mantener su camisa blanca realmente blanca es difícil, con Vanish® esto será sencillo. Con el prelavado podrás eliminar manchas impregnadas en cuellos y puños y con una cucharada de polvo en la lavadora junto con tu detergente, puedes logar tu camisa quede hasta 3 tonos más blancos lavada tras lavada.